SUBIR ó Solicitar Presupuesto
Cómo engañar a los algoritmos que cambian el precio de nuestras compras en Internet

Cómo engañar a los algoritmos que cambian el precio de nuestras compras en Internet

¿Sabíais que los algoritmos informáticos almacenan nuestras preferencias y búsquedas? ¿Sabíais que éste hecho puede modificar los precios del producto que nos interesa, generalmente al alza? 

Los precios que vemos en la pantalla de nuestro ordenador o móvil cuando buscamos los ha fijado un algoritmo. 

Se trata de una información que es recopilada a través de las búsquedas que hacemos en Internet, y que permiten a las empresas “adecuar” el precio de su producto en función de esos parámetros. 

Por ese motivo, los precios de los productos que compramos a través de Internet pueden subir de un día para otro, e incluso que no tengan nada que ver según la marca del dispositivo desde el que lo estemos comprando. 

Un estudio ha desvelado que los precios que se muestran a una persona que está visualizando determinado producto desde un dispositivo de alta gama, como un IPhone, por ejemplo, van a ser mucho más elevado que el mismo producto consultado desde un Smartphone más común. 

Este tipo de prácticas que los expertos llaman “precio dinámico”, empezaron a aplicarlas las compañías de vuelo y empresas hosteleras, no obstante, ya se ha extendido a prácticamente todos los sectores. 

Por si os lo preguntáis, si, se trata de una práctica totalmente legal, no obstante, evidentemente, desde la Organización de Consumidores creen que el comprador siempre pierde frente a la misma. 

Os dejamos algunos trucos para que estos algoritmos no afecte a vuestra compra.

1. Navega en modo incógnito 

Para evitar que el algoritmo de los precios nos afecte es recomendable que hagáis las búsquedas siempre en modo incógnito o bien que borréis las cookies de vuestros dispositivos. 

2. Sin prisas 

En muchas ocasiones el algoritmo nos querrá poner nerviosos, metiéndonos prisas para que nos precipitemos en nuestras compras. Es el caso por ejemplo de algunas aplicaciones para la búsqueda de alojamiento, las cuales nos bombardean con mensajes de tipo “solo queda una habitación” o “hay x personas viendo esta oferta ahora mismo” … Respira hondo y no hagas caso, continúa tranquilamente con tu búsqueda.  

3. Utiliza dispositivos distintos 

Tu dirección IP, que identifica la ubicación de tu conexión de ordenador, o el geolocalizador del móvil, te delatan. Es interesante que hagas las búsquedas desde dispositivos diferentes, por ejemplo, mira lo que quieres a través del móvil y luego compra por el ordenador, los precios pueden varias para mejor. 

4. Muestra indecisión 

No te precipites, muestra indecisión. Llena tu cesta de la compra con los productos que te intereses y abandónala, no completes la misma, cierra la ventana. En breve el algoritmo le recordará que olvidó artículos en el carrito, y al cabo de unos días es posible que le ofrezcan un precio mejor. 

5. Utiliza sus mismas armas 

Existen herramientas que rastrean al vendedor, pudiendo así el usuario comparar precios y comparar precios, recibiendo una notificación cuando el precio se abarate. 

Algunas de estas herramientas son Google Shopping, Idealo, Twenga, Kelkoo, Camelcamelcamel… 

 

Volver a Actualidad